¿Qué es el borde de confianza cero?

el 22 de mayo de 2024

El borde de confianza cero es un marco de seguridad que se extiende cero confianza principios hasta el borde de la red de una organización. Se centra en garantizar el acceso seguro a los recursos independientemente de la ubicación o el dispositivo del usuario.

¿Qué es el borde de confianza cero?

¿Qué es el borde de confianza cero?

El borde de confianza cero es un marco de seguridad integral que aplica los principios de confianza cero al borde de la red de una organización. A diferencia de los modelos de seguridad tradicionales que se basan en un perímetro sólido para mantener alejadas las amenazas, el borde de confianza cero opera bajo el supuesto de que las amenazas pueden provenir tanto del interior como del exterior de la red. Requiere una verificación continua de la identidad y confiabilidad de cada usuario, dispositivo y solicitud en línea. intentar acceder a recursos, independientemente de su ubicación.

El enfoque de borde de confianza cero implica la integración de múltiples medidas de seguridad, como autenticación multifactor (MFA), microsegmentación, cifradoy en tiempo real detección de amenazas, para garantizar que el acceso se otorgue en función de políticas estrictas y evaluaciones de riesgos en tiempo real. Zero Trust Edge también enfatiza la importancia de la visibilidad y el análisis, monitoreando continuamente el tráfico de la red y el comportamiento del usuario para detectar anomalías y responder rápidamente a posibles amenazas.

Arquitectura de borde de confianza cero

La arquitectura de borde de confianza cero opera según el principio básico de que no se debe confiar en ninguna entidad, ya sea dentro o fuera de la red, de forma predeterminada. Cada solicitud de acceso se verifica minuciosamente y se implementa un monitoreo continuo para detectar y responder a amenazas en tiempo real.

La arquitectura del borde de confianza cero normalmente incluye varios componentes clave:

  • Gestión de identidades y accesos (IAM). Este componente garantiza que todos los usuarios y dispositivos estén autenticados y autorizados antes de acceder a los recursos de la red. Autenticación multifactor (MFA) y inicio de sesión único (SSO) Se utilizan habitualmente para mejorar la seguridad.
  • Microsegmentación. Esta técnica implica dividir la red en segmentos más pequeños y aislados para limitar la movimiento lateral de amenazas. Al crear zonas de seguridad granulares, la microsegmentación reduce la superficie de ataque y contiene potencial violaciones de datos.
  • Borde de servicio de acceso seguro (SASE). SASE combina funciones de seguridad de red como puertas de enlace web seguras (SWG), cloud corredores de seguridad de acceso (CASB)y cortafuegos como servicio (FWaaS) red de área amplia (WAN) capacidades para proporcionar acceso seguro y fluido a aplicaciones y datos desde cualquier ubicación.
  • seguridad de punto final. Esto garantiza que los dispositivos que se conectan a la red sean seguros y cumplan con las políticas de la organización. Las soluciones de detección y respuesta de endpoints (EDR) monitorean y analizan las actividades de endpoints para identificar y mitigar amenazas rápidamente.
  • Monitoreo y análisis continuos. El borde de confianza cero se basa en el monitoreo continuo del tráfico de la red y el comportamiento del usuario para detectar anomalías y amenazas potenciales. Avanzado análisis de datos y máquina de aprendizaje Los algoritmos ayudan a identificar patrones que pueden indicar actividad maliciosa.
  • Politica de ACCION. La gestión de políticas centralizada permite a las organizaciones definir y aplicar políticas de seguridad de manera consistente en toda la red. Las políticas se basan en la principio de menor privilegio, otorgando a los usuarios el acceso mínimo necesario para realizar sus tareas.
  • Cifrado Los datos en tránsito y en reposo se cifran para protegerlos del acceso no autorizado. El cifrado garantiza que, incluso si se interceptan datos, estos seguirán siendo ilegibles sin la información adecuada. claves de descifrado.
  • Inteligencia de amenazas y respuesta. La integración de información sobre amenazas en la arquitectura de borde de confianza cero ayuda a las organizaciones a mantenerse informadas sobre las últimas amenazas y vulnerabilidades. Los mecanismos de respuesta automatizados pueden mitigar rápidamente las amenazas identificadas, minimizando el daño potencial.

¿Cómo funciona Zero Trust Edge?

El borde de confianza cero implica varios procesos y tecnologías clave para verificar identidades, hacer cumplir políticas de seguridad y monitorear la actividad de la red continuamente. Así es como funciona el borde de confianza cero:

  • Verificación de identidad. Cada usuario, dispositivo y aplicación que intente acceder a la red debe estar autenticado y autorizado. La verificación de identidad generalmente implica autenticación multifactor (MFA), que requiere que los usuarios proporcionen múltiples formas de identificación, como contraseñas, biometríao tokens de seguridad. Esto garantiza que sólo los usuarios legítimos obtengan acceso a la red.
  • Seguridad del dispositivo. Se evalúa el cumplimiento de la seguridad de los dispositivos que se conectan a la red. Las soluciones de seguridad de endpoints, como EndpointDetection and Response (EDR), verifican si hay software actualizado. parches de seguridad, y la ausencia de el malware. A los dispositivos que no cumplen con las normas se les niega el acceso o se les concede acceso limitado hasta que cumplan con los estándares de seguridad.
  • Microsegmentación. La red se divide en segmentos más pequeños o microsegmentos. Cada segmento está aislado y protegido por estrictos controles de acceso. Esto limita el movimiento lateral de amenazas dentro de la red, conteniendo posibles infracciones en un solo segmento y evitando que se propaguen.
  • Politica de ACCION. El acceso a los recursos de la red se rige por políticas de seguridad centralizadas basadas en el principio de privilegio mínimo. Estas políticas dictan las condiciones específicas bajo las cuales los usuarios y dispositivos pueden acceder a recursos particulares. Las políticas se ajustan dinámicamente según el contexto, como la función del usuario, el tipo de dispositivo, la ubicación y la confidencialidad de los datos a los que se accede.
  • Borde de servicio de acceso seguro (SASE). SASE integra funciones de seguridad de red, incluidas puertas de enlace web seguras (SWG), cloud corredores de seguridad de acceso (CASB), firewall como servicio (FWaaS) y Acceso a la red de confianza cero (ZTNA), con capacidades de red de área amplia (WAN). SASE proporciona acceso seguro y fluido a aplicaciones y datos, ya sea que estén alojados En las instalaciones o en el cloud.
  • Monitoreo continuo. El tráfico de la red y el comportamiento del usuario se monitorean continuamente para detectar anomalías. Análisis avanzado y aprendizaje automático algoritmos se utilizan para detectar actividades sospechosas que pueden indicar una amenaza a la seguridad. Este monitoreo continuo garantiza que las amenazas potenciales se identifiquen y aborden en tiempo real.
  • Detección y respuesta a amenazas. Las fuentes de inteligencia sobre amenazas y los mecanismos de respuesta automatizados están integrados en el marco de confianza cero. La inteligencia de amenazas proporciona información actualizada sobre amenazas emergentes, mientras que los sistemas de respuesta automatizados pueden aislar rápidamente los segmentos afectados, bloquear el tráfico malicioso e iniciar acciones correctivas para minimizar el daño.
  • Cifrado Los datos están cifrados tanto En tránsito y en reposo para protegerlo del acceso no autorizado. Esto garantiza que incluso si se interceptan datos, seguirán siendo ilegibles sin las claves de descifrado adecuadas.

Beneficios y desafíos de Zero Trust Edge

El borde de confianza cero proporciona beneficios a los entornos de red modernos, pero también presenta desafíos. Estos factores son cruciales a la hora de elegir implementar este método en una organización.

Beneficios

Estos beneficios resaltan las ventajas operativas y de seguridad integrales que ofrece el borde de confianza cero, lo que lo convierte en una opción convincente para las organizaciones que buscan fortalecer sus defensas de ciberseguridad en un panorama de red complejo y distribuido:

  • Seguridad mejorada. Zero Trust Edge proporciona una seguridad sólida al verificar continuamente la identidad de los usuarios, dispositivos y aplicaciones. Esto minimiza el riesgo de acceso no autorizado e infracciones, ya que no se confía en ninguna entidad de forma predeterminada, independientemente de su ubicación dentro o fuera de la red.
  • Superficie de ataque reducida. Al implementar la microsegmentación, el borde de confianza cero reduce la superficie de ataque. Esta técnica aísla diferentes partes de la red, limitando el movimiento lateral de las amenazas y conteniendo posibles infracciones en segmentos pequeños y manejables.
  • Visibilidad y control mejorados. El monitoreo continuo del tráfico de la red y el comportamiento del usuario ofrece visibilidad en tiempo real de las actividades de la red. Esto ayuda a las organizaciones a mantener un control estricto sobre sus entornos de red y detectar y responder a anomalías y amenazas potenciales con prontitud.
  • Flexibilidad y escalabilidad. Zero Trust Edge admite el acceso seguro para una fuerza laboral distribuida, incluidos empleados remotos y dispositivos móviles. Se integra perfectamente con cloud servicios y Dispositivos de IoT, ofreciendo escalabilidad para adaptarse a las necesidades de red crecientes y cambiantes.
  • Cumplimiento simplificado. Con estrictos controles de acceso y monitoreo integral, Zero Trust Edge ayuda a las organizaciones a cumplir con los requisitos normativos y de cumplimiento de manera más efectiva. El registro y la generación de informes detallados garantizan que las auditorías de cumplimiento se puedan realizar con mayor facilidad y precisión.
  • Experiencia de usuario mejorada. Al aprovechar Secure Access Service Edge (SASE) y otras tecnologías integradas, Zero Trust Edge garantiza un acceso seguro y fluido a aplicaciones y datos desde cualquier ubicación. Esto mejora la experiencia del usuario al proporcionar una conectividad consistente y confiable sin comprometer la seguridad.
  • Detección y respuesta proactiva a amenazas. Los mecanismos avanzados de detección de amenazas, combinados con sistemas de respuesta automatizados, permiten que el borde de confianza cero identifique y mitigue las amenazas en tiempo real. Este enfoque proactivo ayuda a prevenir incidentes de seguridad antes de que puedan causar daños importantes.
  • Eficiencia de costo. Si bien la implementación inicial puede requerir inversión, el borde de confianza cero puede generar ahorros de costos a largo plazo al reducir la probabilidad de costosas violaciones de datos y minimizar la necesidad de grandes esfuerzos de remediación. Además, la consolidación de herramientas y servicios de seguridad en un marco unificado puede reducir los costos operativos.
  • Adaptabilidad a entornos de TI modernos. El borde de confianza cero es ideal para entornos de TI modernos que dependen cada vez más de cloud servicios, trabajo remoto y dispositivos diversos. Proporciona una seguridad sólida en las instalaciones, cloudy entornos híbridos.

Desafios

La implementación de Zero Trust Edge puede mejorar significativamente la postura de seguridad de una organización, pero también conlleva varios desafíos. Estos son los desafíos clave que las organizaciones pueden enfrentar:

  • Complejidad. El borde de confianza cero implica una arquitectura compleja que integra varias tecnologías y procesos de seguridad. Esta complejidad puede dificultar la implementación y la gestión, especialmente para organizaciones con experiencia o recursos de TI limitados.
  • Cost. Implementar un borde de confianza cero puede resultar costoso. Los costos incluyen la compra e integración de soluciones de seguridad avanzadas, como autenticación multifactor, microsegmentación y herramientas de monitoreo continuo. Además, el mantenimiento y las actualizaciones continuos aumentan el costo total de propiedad.
  • Integración con sistemas heredados. Muchas organizaciones tienen sistemas heredados que no están diseñados para funcionar con los principios modernos de confianza cero. Integrar estos sistemas en un marco de confianza cero puede resultar difícil, ya que requiere mucho tiempo, esfuerzo y una posible reconfiguración o sustitución de tecnologías obsoletas.
  • La experiencia del usuario. La implementación de medidas de seguridad estrictas a veces afecta la experiencia del usuario. Las solicitudes de autenticación frecuentes y el acceso restringido pueden frustrar a los usuarios, lo que podría provocar una disminución de la productividad o resistencia a las políticas de seguridad.
  • Escalabilidad A medida que las organizaciones crecen y sus entornos de red se vuelven más complejos, escalar el borde de confianza cero puede resultar un desafío. Garantizar que las políticas de seguridad sigan siendo efectivas y que los sistemas de monitoreo puedan manejar el aumento del tráfico y los datos es fundamental para mantener la seguridad.
  • Seguimiento y gestión continuos. El borde de confianza cero requiere monitoreo continuo y detección de amenazas en tiempo real, lo que puede consumir muchos recursos. Las organizaciones necesitan invertir en herramientas de monitoreo sólidas y personal capacitado para administrar y responder a las alertas de seguridad de manera efectiva.
  • Gestión de políticas. Definir y aplicar políticas de seguridad en una red distribuida puede resultar complicado. Las organizaciones deben garantizar que las políticas se apliquen y actualicen de manera consistente en respuesta a los cambiantes panoramas de seguridad y las necesidades organizacionales.
  • Gestión del cambio. El cambio a un modelo de confianza cero requiere un cambio cultural dentro de la organización. Los empleados deben recibir capacitación sobre nuevos protocolos y prácticas de seguridad, y puede haber resistencia al cambio. Los programas eficaces de comunicación y formación son esenciales para una adopción exitosa.
  • Gestión de proveedores. La implementación de Zero Trust Edge a menudo implica trabajar con múltiples proveedores para diversas soluciones de seguridad. Gestionar estas relaciones con los proveedores, garantizar la compatibilidad y coordinar las actualizaciones y el soporte puede presentar desafíos.
  • Cumplimiento normativo. Zero Trust Edge requiere que las organizaciones naveguen cuidadosamente por los requisitos de cumplimiento para evitar repercusiones legales y financieras.

¿Cómo implementar Zero Trust Edge?

La implementación de Zero Trust Edge exige un enfoque estratégico que integre varias medidas y tecnologías de seguridad. A continuación se detallan los pasos clave para implementar de manera efectiva el borde de confianza cero.

Evaluar la postura de seguridad actual

Comience por realizar una evaluación exhaustiva de su postura de seguridad actual. Esto involucra identificar vulnerabilidades existentes, comprender la arquitectura de su red y catalogar todos los usuarios, dispositivos y aplicaciones. Esta evaluación de referencia le ayuda a comprender dónde se pueden aplicar más eficazmente los principios de confianza cero y qué áreas necesitan más mejoras.

Definir políticas de seguridad

Establecer políticas de seguridad claras basadas en el principio de privilegio mínimo. Estas políticas deberían dictar quién puede acceder a recursos específicos, bajo qué condiciones y utilizando qué tipos de dispositivos. Las políticas deben ser dinámicas y conscientes del contexto, teniendo en cuenta factores como la función del usuario, el estado de seguridad del dispositivo y la ubicación para otorgar o denegar el acceso.

Implementar la autenticación multifactor (MFA)

Implemente MFA en todos los puntos de acceso para garantizar que los usuarios estén autenticados mediante múltiples formas de verificación. MFA mejora significativamente la seguridad al requerir una prueba de identidad adicional más allá de una simple contraseña. Esto reduce el riesgo de acceso no autorizado, incluso si las credenciales están comprometidas.

Implementar microsegmentación

Implemente la microsegmentación para dividir su red en segmentos más pequeños y aislados. Cada segmento debe tener su propio conjunto de controles de acceso y políticas de seguridad. Esto limita el movimiento lateral de amenazas dentro de la red y contiene posibles infracciones en un área confinada, evitando daños generalizados.

Adopte el borde del servicio de acceso seguro (SASE)

Integre soluciones SASE para combinar funciones de seguridad de red con capacidades de red de área amplia (WAN). SASE proporciona acceso seguro y fluido a aplicaciones y datos desde cualquier ubicación, incorporando tecnologías como puertas de enlace web seguras (SWG), cloud corredores de seguridad de acceso (CASB) y acceso a la red de confianza cero (ZTNA).

Implementar Monitoreo Continuo

Establezca un monitoreo continuo del tráfico de la red y el comportamiento de los usuarios para detectar y responder a anomalías en tiempo real. Utilice análisis avanzados y aprendizaje automático para identificar actividades sospechosas que podrían indicar una amenaza a la seguridad. El monitoreo continuo garantiza una vigilancia continua y una respuesta rápida a posibles incidentes de seguridad.

Garantizar la seguridad del endpoint

Proteja todos los dispositivos que se conectan a su red implementando sólidas medidas de seguridad de terminales. Esto incluye la implementación de soluciones de detección y respuesta de endpoints (EDR) para monitorear y analizar las actividades de los endpoints. Garantizar el cumplimiento de las políticas de seguridad en los endpoints ayuda a proteger contra malware y acceso no autorizado.

Cifrar datos

Cifre los datos tanto en tránsito como en reposo para protegerlos del acceso no autorizado. El cifrado garantiza que, incluso si se interceptan datos, estos seguirán siendo ilegibles sin las claves de descifrado adecuadas. Esto salvaguarda la información confidencial y mantiene integridad de los datos.

Proporcionar formación y concienciación al usuario

Educar a los empleados y a las partes interesadas sobre los principios y prácticas del borde de confianza cero. Las sesiones periódicas de capacitación y los programas de concientización ayudan a garantizar que todos comprendan su papel en el mantenimiento de la seguridad y cumplan con los nuevos protocolos de seguridad. Una formación eficaz reduce el riesgo de error humano y mejora la seguridad general.

Supervisar y actualizar periódicamente

Revise y actualice continuamente sus políticas, herramientas y estrategias de seguridad para adaptarse a las amenazas en evolución y las necesidades organizacionales cambiantes. Audite periódicamente su implementación de borde de confianza cero para identificar áreas de mejora y garantizar que su postura de seguridad siga siendo sólida y efectiva. La mejora continua es clave para mantener un marco resiliente de confianza cero.


Anastasia
Spasojevic
Anastazija es una escritora de contenido experimentada con conocimiento y pasión por cloud informática, tecnología de la información y seguridad en línea. En phoenixNAP, se centra en responder preguntas candentes sobre cómo garantizar la solidez y seguridad de los datos para todos los participantes en el panorama digital.